lunes, 25 de agosto de 2008

Y otro lunes llegó...



8 comentarios:

conxa dijo...

jajajajaja que buenos!!!

Sobre todo el de forges, jajajjaja

JAAC dijo...

Genial... el consuelo que me queda es que lo he visto en martes ;-)
Me he librado por los pelos! jajajaja

Lucía dijo...

Yo también lo he visto tarde,jeje.

Me da que esta semana todos los días van a ser Lunes ...

Herodes de la Bética dijo...

Cómo bien dices, si hay que entrar en tu blog, se va, pero primero se llama a la puerta y después se disfruta de lo bueno que es. Me ha encantado, felicidades. Amenazo con volver... Te espero por el mío, eh!!! Un fuerte abrazo.

ElRinconDelTaradete dijo...

De jovencito me gustaba Garfield pero luego descubri a Calvin y Hobbes y me di cuanta de lo repetitivo que era el lindo gatito...

carmncitta dijo...

para mi será lunes hasta el sábado que es cuando me voy de vacaciones, lalalalalalala

Estatekietecita dijo...

también estoy contigo conxa, me encanta forges, siempre con ese toque suyo tan característico...
Para jaac: lo sé, lo hice tarde, pero es que hasta que llego a casa, pienso en algo, miro, publico... pasa un ratito... jooo, prometo la proxima vez poner algo más prontito.
lucia y carmncitta: tengo la sensación que las tres sentimos lo mismo: hoy lunes, mañana lunes, pasado lunes... y así toda la semana. Joer, los que ya trabajamos vamos que nos arrastramos!!!
herodes: gracias por pasarte por este rinconcete. siempre habrá un hueco para ti y tus comentarios: cuando quieras esto está abierto 24h (como los seven-eleven), jeje
elrincondeltaradete: gracias por tu perspectiva. andaré un rato en el google a ver qué encuentro de calvin y hobbes y ya te diré qué me parecen, aunque viniendo de ti, seguramente estarán originales.

gracias por pasaros a todos!

Rubén dijo...

Y éste que viene sí que es un LUNES. Un lunes con mayúsculas, como los que hay pocos. Un lunes después de un mes de vacaciones, es un SUPERLUNES, un LUNES elevado a la cuarta potencia de las cuatro semanas anteriores. Algo maquiavélico y absolutamente espantoso, que como tal debería estar prohibido por ley.