jueves, 2 de octubre de 2008

Estoy decidida...lo hago

Mañana viernes tengo una entrevista de trabajo. Hasta ahora, nunca he hablado con vosotros de temas personales (a no ser que os encontréis tan cerca como Krambis, Ana, Mari o DVD, asiduos comentaristas de esta página personal). Llevo 5 años y medio trabajando para una empresa familiar. Estoy bien, muy bien: mi jefe no se mete en mi trabajo, no está prácticamente, nos da total libertad de decisión ya que sabe que el equipo que tiene detrás le responde con eficacia. Pero creo que lo más importante a destacar es que ME GUSTA MI TRABAJO. Soy responsable del departamento de compras. No voy a entrar en muchos detalles: lo que sí valoro es que tengo proveedores en toda Europa y alguno en China, hablo inglés a diario, no paro de hacer cosas diferentes y jamás puedo decir que me aburro. La única cosa es que ha llegado un momento que estoy cansada. Cansada del ambiente laboral que hay y que respiro a diario. Está contaminado. Lleno de una envidia malsana que no sé cómo describiros. Está contaminado de gente que no tiene ganas de mejorar, de conformistas que se aguantan, de gente que en cuanto puede se escaquea pero que luego se cree con derecho a reclamarte a ti que les des respuestas de inmediato. De hipocresía, que es lo que más me fastidia, sobra. Y luego, por otro lado, está el tema de que es una empresa familiar. Y como os podréis imaginar el panorama: hijo del jefe-hermana del jefe-hermano del jefe. A quién de ellos curra más. Sin comentarios. No quiero entrar, pues ya sabemos lo que pasa en una empresa familiar. Te da rabia que tú no paras de currar mientras los demás se enriquecen: pero eso lo acepto, es así y siempre será así. Ay del pobre asalariado!!!

¡Así que voy a ir a esa entrevista! ¡Ya os contaré!







6 comentarios:

JAAC dijo...

Espero que te fuera bien. He cambiado de trabajo muchas veces en mi vida y aunque al principio cuesta "animarse" es la mejor manera de avanzar.

Rubén dijo...

Es difícil recomendar en la distancia. Por un lado lo que tienes te gusta, y hay poca gente que pueda decir eso de su trabajo. Para muchos cuyo trabajo actual es una cruz, te dirían que no cambies a peor que te quedes como estás y te dirían aquel refrán: "Donde vas que mejor estés". Pero también es verdad que por bueno que sea lo que tengamos hay veces que uno necesita cambiar... Un año sabático. Una excedencia no siempre posible, para probar otras cosas, para fijarnos nuevos horizontes. Para probarnos. Y seguramente es tu caso, y seguramente te irá bien... Pero deja puertas abiertas para no perder lo que tienes. Felicidades y saludos.

Ana dijo...

No conozco a una persona que se adapte mejor a cualquier cambio que tú, sobretodo en lo que a trabajo se refiere. Espero que encuentre lo que buscas porque de lo que sí que estoy segura es de que la empresa habrá encontrado a la persona perfecta. Si quieres que pase tu CV a RRHH de mi empresa no tienes más que decirmelo.
Ánimo y no desesperes.
Un beso.

Lucía dijo...

Me alegro de que hayas tomado otra decisión, siempre está bien mirar otras opciones, se puede dar la casualidad de que encuentres algo mejor.

Suerte!!

conxa dijo...

Yo también trabajo en una empresa familiar y te entiendo perfectamente.
que te vaya bien, cruzaré los dedos,(igual llego tarde, pero...por si acaso)

Estatekietecita dijo...

Este miércoles me dirán: tanto negativo como positivo tendré una respuesta por parte de la empresa.
Ahora empiezo a estar nerviosa, después del viernes he estado dándole mil vueltas a la cabeza y sintiéndome insegura (cosa extraña en mi). Y es que dejaría muchas cosas atrás. Pero no hay que desesperar: otras muchas cosas buenas podrían estar esperando, no?
GRACIAS A TODOS POR VUESTRO APOYO!